¿Has pensado alguna vez lo indispensables que son los tornillos en tu vida? ¿y la cantidad de tipos de tornillos que existen?

¡Probablemente no lo suficiente!

Lo cierto es que los tornillos nos rodean. El ordenador o el móvil con el que nos estás leyendo se mantiene unido gracias a ellos, al igual que la silla en la que estas sentado o el coche al que te montas cada mañana.

¿A qué no te habías parado a pensarlo? Si desaparecieran, seguro que los echaríamos de menos.

Dada la gran responsabilidad que depositamos en la tornillería, hemos decidido que vamos a repasar los diferentes tipos de tornillos que hay, según su tipo de huella.

¿Qué es un tornillo?                                                                                              

Lo podemos definir como una pieza cilíndrica, por lo general metálica, con resalte en hélice y cabeza apropiada para la unión de varias piezas, permitiendo, a su vez, el desmontaje de las mismas cuando sea necesario.

Está compuesto por 5 partes:

partes de un tornillo

¿Qué es la huella de un tornillo y cuántos tipos de tornillos hay?

La huella es el hueco que existe en la cabeza para permitir la aplicación del par de apriete mediante un destornillador.

Dependiendo del uso que le vayas a dar al tornillo, debes tener en cuenta su diseño, ya que cada ranurado tiene diferentes ventajas e inconvenientes.

Podemos contar hasta 7 tipos de huellas, cada cual cumpliendo una serie de funciones:

 

Plana:

Esta huella tiene una única ranura que cruza su cabeza todo a lo largo de su diámetro.

  • Ventajas: Es de uso universal y muy popular.

 

  • Inconvenientes: El par de apriete es bajo, la punta tiende a resbalarse y la ranura se daña fácilmente.

Philips:

Debida a su forma, es conocida también como cruciforme o “huella en cruz“. Esta huella se confunde en muchas ocasiones con el tornillo en estrella.

  • Ventajas: Este tipo de huella es muy popular en el sector eléctrico y se utiliza mucho en montaje industrial. Además, el atornillado se auto centra y evita que se escape.

 

  • Inconvenientes: El atornillador tiende a ser expulsado, por lo que es necesario hacer presión para evitar el efecto expulsión o cam-out.

Torx:

¡Esta vez has acertado! La huella tiene forma de estrella y permite un mejor acoplamiento.

  • Ventajas: Está es la mejor mortaja para usos automatizados o industriales, sus seis lóbulos permiten una correcta transmisión del par de apriete, evitando que se corone la mortaja y aumentado la vida de las puntas de atornillar.

 

  • Inconveniente: El uso de esta huella no es tan popular fuera del sector profesional.

Pozidrive:

Este tipo de hendidura permite un mejor acoplamiento gracias a su diseño. Es parecida a la del tornillo Phillips, pero cuenta con otras 4 muescas diagonales entre las aspas de la cruz.

  • Ventajas: Es de fácil utilización, el atornillador se centra automáticamente y no es expulsado durante el apriete.

 

  • Inconveniente: El par de apriete, en este caso es medio.

Allen:

La huella es de forma hexagonal, de uso muy popular y fácil de distinguir.  Para ajustar estos tornillos se utiliza una llave Allen en forma de L.

  • Ventajas: Permite un par de apriete elevado ya que la forma en L de las llaves Allen facilitan la transmisión de fuerza.
  • Inconvenientes: Difícil de emplear en sistemas automáticos. Debido a la transmisión tangencial de fuerzas entre las caras de la punta de atornillado y las de la mortaja, es fácil de coronar inutilizando la misma, especialmente si el tornillo o atornillador tienen cierta holgura de uso.

Combinada:

En este caso, las huellas son fusiones de algunas de las explicadas anteriormente. Se pueden encontrar varias combinaciones diferentes.

 

  • Ventajas: Permite el montaje del usuario con varios tipos de herramientas.

 

  • Inconvenientes: Se debilita la cabeza.

Sicht:

 

  • Ventajas: Cuenta con una mayor superficie de apriete, una transmisión optima del esfuerzo para el atornillado y es compatible con la huella Torx.

 

  • Inconveniente: Esta poco extendida.

Consejos para evitar el deterioro de las huellas:

  • Respeta el diseño de la huella y utiliza la herramienta correspondiente.
  • Asegúrate que la medida del destornillador se ajusta a las ranuras del tornillo.
  • Considera el par de apriete recomendado en cada caso.

¿Te falta un tornillo, pero no sabes cuál?

¡Encuéntralo en nuestra guía de tornillería Blinker!